DJI INSPIRE 1

DJI INSPIRE 1

 

De la popular familia de drones DJI Phantom viene un nuevo hermano, el modelo DJI Inspire 1. En un primer ojeo nos damos cuenta de que hay una cosa que lo hace diferente, y eso es que trae una cámara para grabar desde las alturas en formato 4K.
Los desarrolladores han ideado el drone en torno a la cámara, ya que las "patas" del artilugio se pliegan en el aire para dejar una visión completa al objetivo. Gracias al sistema de elementos giratorios ideado - gimbal o cardán -, la cámara puede apuntar en los 360 gradossobre su eje principal.
El sensor encargado de registrar la información es de tipo CMOS y cuenta con 12 megapíxeles. En cuanto a la lente, es un gran angular que capta 94 grados, y está construida con nueve elementos

La cámara cuenta con diferentes modos de funcionamiento en la grabación de vídeo, desde 1080p con 24 y 60 imágenes por segundo, hasta resolución 4K a 24 y 30 imágenes por segundo. También puede tomar fotografías, de hecho, incluso las guarda en formato RAW (Adobe DNG Support).
Dos mandos: uno para volar, otro para grabar
El drone cuenta de serie con el sistema Lightbridge de DJI - son 1.400 dólares -, que permite retransmitir lo que la cámara está captando en nuestros dispositivos móviles. Hablamos de calidad 720p a una distancia de 2 kilómetros del drone.
Aquí cobra interés la aparición de un segundo mando de control, opción que posibilitan en DJI, para que una persona pueda estar controlando el vuelo, mientras unas segunda se encarga de la cámara y todos sus parámetros.

La velocidad máxima que Inspire 1 es capaz de conseguir es de 80 kilómetros por hora. Su campo de actuación es de unos 700 metros con respecto a nuestro mando, con una altura máxima de 300 metros.
El punto más delicado de estos gadgets está en la autonomía, que en este caso es de 18 minutos de vuelo. Afortunadamente la capacidad de batería va mostrándose en tiempo real en nuestro mando, para que siempre estemos a tiempo de hacer volver vivo al drone.
La unidad cuenta además con una segunda cámara que apunta hacia abajo, y se encarga de reconocer el suelo y así conseguir cierta estabilización de imagen, además de tener cuidado de que no esté demasiado cerca del mismo - podría desplegar las patas de forma automática -.

Hay un asunto en el que está trabajando la gente de DJI, que quería tener implementados en Inspire 1, pero no han llegado a tiempo: el seguimiento de objetos en movimiento, o "follow me", que ya vimos en Hexo + y AirDog.
Sí está integrado el trazado de rutas en la pantalla del dispositivo móvil, para que de forma autónoma el drone realize ese recorrido. También existe un modo de funcionamiento "vuelve a casa", que consigue que el drone vuelva al punto marcado de forma automática.

 

ATRAS

.